Manuel Arroyo Martín
 

DAÑOS COLATERALES

 
Viernes 12 de enero de 2018 0 comentarios
 

Es pequeño para entender la vida
pero igual que aprendió mucho de amor
es capaz de captar el desamor
y tristeza en la relación podrida.
Vivirá con dolor la despedida
de papá y de mamá pero es mejor
que asimile que aquel brillo y color
de la vida en común es flor perdida.
Se acabó ya el amor tras la pasión
y en prisión se tornó la libertad
de aquel niño al perder flor e ilusión.
Esa merma de su felicidad
deberá superar con protección,
comprensión, formación y humanidad.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

UTILIZAR LA POLÍTICA PARA FINES PERSONALES: ACOSO Y DERRIBO
Partido Popular Santa Pola 23 de marzo
WATER A LA INTEMPERIE
Miguel Ángel Bermúdez 16 de marzo
DOMINGO DE RAMOS
Miguel Atencia Pérez 16 de marzo
EL PEÑA GRANDE ES DE TODOS
Joaquín Navarro del Leal 16 de marzo
De re coquinaria
Antonio Baile Rodríguez - Lic. Antropología Social y Cultural 2 de marzo

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.