Manuel Arroyo Martín
 

DAÑOS COLATERALES

 
Viernes 12 de enero de 2018 0 comentarios
 

Es pequeño para entender la vida
pero igual que aprendió mucho de amor
es capaz de captar el desamor
y tristeza en la relación podrida.
Vivirá con dolor la despedida
de papá y de mamá pero es mejor
que asimile que aquel brillo y color
de la vida en común es flor perdida.
Se acabó ya el amor tras la pasión
y en prisión se tornó la libertad
de aquel niño al perder flor e ilusión.
Esa merma de su felicidad
deberá superar con protección,
comprensión, formación y humanidad.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

DEMOCRATIZAR LA CALLE. PLAN DE HUMANIZACIÓN.
Pepe Martínez Fuentes. Jefe de proyectos internacionales para los Ferrocarriles Alemanes 19 de enero
UN RECUERDO PÓSTUMO AL MÚSICO ANTONIO ESPINOSA BONMATÍ
Emiliano García Alcázar - Crítico e investigador musical 12 de enero
¿Viven bien los españoles?
Pedro Morante Gutiérrez 15 de diciembre de 2017
Agradecimiento de Cáritas Santa Pola
Cáritas Parroquia Santa Pola 15 de diciembre de 2017
Playas en Santa Pola
Miguel Ángel Gómez 1ro de diciembre de 2017

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.