ENTREVISTA: Valeriano Venneri
 

Valeriano propone la creación de una comisión con profesionales de la cultura

 
Viernes 31 de julio de 2020 0 comentarios
 

Valeriano Venneri es Licenciado en Historia-Arte por la Universidad de Pisa , Máster en Conservación , Gestión de Bienes Arqueológicos y Artísticos por la Universidad de Siena y Gestión de proyectos culturales por la UNED. Llegó a España en febrero de 2008 por razones académicas y se afincó en Santa Pola por amor.
Una de las conclusiones que tras esta entrevista quiere proponer Valeriano es la de crear una comisión con profesionales de la cultura como bien podrían ser las directoras de la Casa de Cultura y del Museo del Mar, la bibliotecaria, el archivero municipal, el director del periódico, así como algunos técnicos relacionados y figuras culturales del pueblo, como podría ser la asociación Antina y Amigos del Museo, con el objetivo de asesorar o aconsejar sobre temas culturales a las instituciones.

¿Qué es lo que más le gusta de Santa Pola?

Yo he nacido en el norte de Italia en Parma pero viví la mayor parte de mi vida en el sur, en la provincia de Taranto, y Taranto es una ciudad donde hay mar como en Santa Pola. Son ciudades del Mediterráneo y las ciudades del Mediterráneo tienen varios puntos en común, somos gentes contradictorias porque a veces somos cerrados pero al mismo tiempo somos capaces de abrirnos de una forma increíble. Yo hice las prácticas en el museo de Santa Pola y me chocó algo que en Italia es imposible, cada día acude gente que quiere hacer donaciones, una de las últimas donaciones la ha hecho un amigo mío donando un piano. Esto es algo muy positivo porque quiere decir que la gente no quiere que se pierda este patrimonio material e inmaterial, es como querer transmitir a las generaciones futuras el patrimonio de Santa Pola. Además Santa Pola tiene una gastronomía muy relevante, los arroces con pescado me gustan mucho.

¿Qué es lo que más echa en falta de Italia?

Aunque nací en Parma y viví 20 años en Carosino un pueblo de Taranto, estudié en Pisa , Florencia y Siena, y estas tres ciudades están empapadas de cultura ya que el Renacimiento nace en la Toscana, son ciudades donde notas lo involucrada que está la gente con la cultura. Parma también tiene un poco este aspecto cultural de primer nivel.

¿Hay alguna tradición de aquí que más te haya llamado la atención sobre otras?

Yo no soy mucho de Moros y Cristianos pienso que es algo que tu tienes que nacer aquí para vivirlo, pero me gusta mucho una tradición que se hace el 3 de mayo en la calle de la Cruz cuando se ponen todas las flores en la calle y todos los años voy a verlo. También me gusta el amor por la Virgen de Loreto, y la celebración de la Virgen del Carmen que es muy emocionante.

La falta de tiempo, el estrés del día a día, las redes sociales ¿cree que no están contribuyendo al fomento de la cultura y del arte?

Yo soy muy clásico, mi mujer me define a veces como hombre del Renacimiento, a mi me parece exagerado pero me lo tomo como un cumplido (jaja). No obstante pienso que las redes sociales de alguna forma pueden ayudar al arte aunque a través de noticia rápida, para saber cuándo y dónde ha vivido un artista, es decir información que puede buscarse por internet y que puede ayudar. Pero países como Italia y España que tienen un gran patrimonio cultural material e inmaterial, creo que se debería invertir mucho más en cultura. Pienso que el petróleo de Italia y España está en esto, en su Patrimonio , y a veces ambos países carecen un poco de iniciativas que podrían ser un escaparate con un nivel de excelencia cultural.
Además de las clases magistrales que es importante que se mantengan en la Universidad, hay otras formas de presentarlo como por ejemplo las conferencias que organizo uniendo arte y gastronomía, o eligiendo una temática y a través de ella analizar a grandes artistas como Leonardo Da Vinci o Rafael.

Siguiendo el hilo de la pregunta anterior, antes había cafés o espacios culturales donde la gente creaba, hablaba, intercambiaba, y parece que hoy en día hay una falta de atracción por el arte ¿qué opina?

Yo soy uno de los pesados de la cultural que propone siempre a los bares y restaurantes actividades culturales. A este respecto hay algunos que están más abiertos y otros menos. También tengo que hacer una autocrítica hacia la gente que nos ocupamos de transmitir temas culturales. Pienso que a veces hay un problema de comunicación, debemos presentarlo de una forma anecdótica, amena, sin bajar el nivel pero lo tenemos que difundir mejor. Es decir, no puedes ofrecer una cena de arte y gastronomía y dar una clase magistral ya que el auditorio puede ser muy diverso, y si la gente se aburre no vuelve.

¿Cómo se podría generar más interés por el arte?

Yo pienso que sería muy interesante diversificar los eventos. Por ejemplo, a partir de la temática de la mujer trabajadora, en este evento Mistana Stryja Kempa tocaba el arpa y al mismo tiempo unos niños bajo la observación de Ada García Fuentes pintaban temas relacionados con Rafael como Los ángeles, Las tres gracias, etc… y esto me parece una forma muy interesante porque entran en juego varios factores como la música, el arte participativo, y así habrá personas que estén más interesadas en la música y otros en el arte. Otro ejemplo sería la lectura o presentación de un libro acompañado de música intercambiando varias disciplinas. Yo lo veo más enriquecedor.

¿Qué estudios ha realizado?

Mi primera licenciatura fue de Historia por la Universidad de Pisa. Pero yo siempre tuve pasión por el arte transmitida por mi padre, el arte era su pasión. Me acuerdo de haber visto obras de Miguel Ángel con 3 años, o recuerdo la anécdota de ir a ver el cuadro de Giorgione “ La Tempestad” con 8 años, y quedarme capturado con el rayo que tiene en medio esta pintura, ese paisaje, de tal forma que al cabo de media hora mi madre tuvo que pedirme que nos fuéramos. Por ello estudié Historia del Arte porque creo que para saber la historia del arte es importante el contexto histórico en el que se desarrolla y al revés. Luego hice un máster en Conservación y Gestión en la Universidad de Siena. Mi formación se centra básicamente en la Toscana, creo que hay pocas comunidades donde por ejemplo estudiabas la Sacristía Nueva de Miguel Ángel e ibas a verla in situ simplemente cogiendo un tren.

¿Laboralmente, qué proyectos lleva a cabo?

A finales de 2019 tuvimos la suerte de que viniese a Santa Pola una representante de la prensa del vaticano Margherita Chiara Immordino Tedesco para promocionar la fundación de su padre Plácido Immordino. Margherita nos propuso la creación de una asociación muy importante a través de la cual tendríamos la oportunidad de tener relaciones, por ejemplo, con la colección del Museo Bellini que tiene en estos momentos una colección de 8.000 piezas muy relevantes, piezas de Donatello, de la escuela de Guiotto y de otros grandes artistas. Esto es una oportunidad de intercambio no solo cultural ya que patrocinadores o personas que quieran asociarse pueden establecer lazos comerciales, e incluso hay un apartado muy interesante sobre investigación científica.
He colaborado con varios periódicos, estoy escribiendo un artículo sobre Rafael, he participado en Congresos Internacionales de Semana Santa, y combino arte y gastronomía.

¿En qué consiste ser responsable de la colección Bellini?

Responsable de la colección Bellini, es que junto con Margherita Immordino podemos disponer de la difusión de la comunicación del 90 % de estas obras. Evidentemente hay algunas obras que no se pueden exportar pero son pocas estamos hablando de una colección muy importante. Una colección privada como el Museo Bellini tendrá la posibilidad de darse a conocer a través de préstamos, de eventos culturales. Pero no solo eso, sino que yo pienso también en la presentación de una colección de grandes marcas de zapatos como las que hay en Elche en la que pueda estar presente una pieza artística de gran valor como puede ser una obra del Museo Bellini, de esta forma se da a conocer no solo a expertos lo cual será siempre un nicho muy restringido de gente.

¿Se puede vivir del arte?

Yo he tenido la suerte que sí pero mi padre me decía muchas veces del arte no se come pero yo he podido pero te tienes siempre que reinventar tienes que especializarte en algo no puedes quedarte . En países como España o como Italia muchas de las personas tendrían que comer y vivir bien del arte porque tenemos un patrimonio increíble. La concejalía o el ministerio de cultura se suele dar como una cartera o encargo secundario y quizá sea de ahí de donde tengamos que sacar más fuerza después de esta crisis del patrimonio cultura porque esto luego significa turismo. Los turistas no solo van a España y a Italia para ir a la playa, existe un buen número que le interesa el turismo cultural y España e Italia en esto pueden ofrecer mucho. Repito que en Europa son el primero y segundo país en patrimonio material e inmaterial y ahí podría estar un poco la clave de la recuperación.

¿Todo vale, todo es arte?

No, tajantemente no, como no todo es cultura. A veces me he hecho varios enemigos pero es mi opinión, yo no tengo la verdad en mis manos ni es una pretensión que tengo pero mi opinión es esto que no todo es arte ni todo es cultura. Hace dos o tres años una señora de la limpieza en un museo de Milán recogió presuntamente una obra de arte y la tiró a la basura, la señora acostumbrada al “Cenáculo”, a la “Cesta con frutas” , al Duomo, recogió esto y lo tiró a la basura, yo escribí un artículo diciendo que evidentemente el lugar justo para esto era la basura, luego yo estoy convencido que no todo es arte.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 

 

CARTAS AL DIRECTOR

Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo
OCTUBRE, MES DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA
AECC SANTA POLA 8 de noviembre de 2019
¡URGENTE! PLAYAS LIMPIAS, OCÉANOS LIMPIOS
Miguel Ángel Bermúdez Gómez 8 de noviembre de 2019
PACO CONEJERO, POR FIN!!!
Batiste 14 de agosto de 2019
RESONETO DE LA 14ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 14 de agosto de 2019

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.