EDITORIAL
 

POLACIRCO

 
Viernes 9 de junio de 2017 0 comentarios
 

Vaya manía, enturbiamiento o interés que tienen algunos políticos en intentar dividirnos en dos. No tienen claro que la mayoría de los ciudadanos no están afiliados a ningún partido político; que a lo largo de la vida votamos a distintos partidos, incluso a opuestas ideologías, y añadimos algún ingrediente mas en el ámbito local, como es el votar a una persona determinada o grupo.
¿Es tan difícil hablar con nuestros vecinos, exponer los dintintos puntos de vista para así poder adquirir un mejor conocimiento y poder tomar las decisiones más acertadas?
Parece ser que, a algunos, no les parecen bastantes los problemas del común de los mortales como para, encima, tener que andar con cuidado de con quién hablas, con quién tomas café, a qué sitio vas a comer, a quién tienes trabajando, dónde trabajas o con quién te acuestas... “Hala”, etiquetita al canto y a la lista negra.
Claro, hay quien piensa que lo mejor es crear un enemigo fantasma y meter en el saco a todo aquel que no opine como nosotros. Así podemos dirigir los ataques en una misma dirección y tenemos entretenido al personal. Si al final tendremos que darles las gracias por diversificar el turismo, montando un circo donde el lanzamiento de cuchillos es la atracción principal, y las visitas por Facebook las rutas culturales.
¡¡EUREKA!! hemos dado con la solución, montaremos el POLACIRCO, que nos va a costar barato, ya que disponemos de payasos, titiriteros, mimos, forzudos, acróbatas, magos, malabaristas, escapistas, hombres bala y hasta el bufón de la corte, que aquí seguro nadie se puede inmiscuir en sus dominios.
Y qué malo es cuando alguien piensa que, lo público, son sus dominios. Público es aquello que es de todos y, por azares del destino o por aquello de no cumplir con la palabra dada, alguien termina gestionándolo. Sí, gestionándolo, no poseyéndolo. Que también hay que aclararlo.
Ya me lo estoy imaginando en la próxima imagen de turismo, pasamos del agua, tierra, aire y fuego al sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor de Winston Churchill.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

UNA TARDE CON JOSÉ IRALA VIDAL
Margarita Tomás López 18 de agosto
PEDRO SÁNCHEZ Y EL CIS
Pedro Morante Gutiérrez 18 de agosto
SOMBRILLAS VOLADORAS
Pedro Morante Gutiérrez 18 de agosto
PACO CONEJERO: DOS AÑOS Y TODOS SIGUE IGUAL
Juan Bautista Pérez Martínez, ‘Batiste’ 11 de agosto
12ª CENA DE LA LUNA LLENA EN SANTA POLA
Manuel Arroyo Martín 11 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.