CICLISMO
 

Rodrigo García Antón se empeña en conquistar Europa: 1.293 km

 
Viernes 28 de agosto de 2015 0 comentarios
 

Alrededor de las once de la mañana de ayer (jueves, 27 de agosto), Rodrigo García Antón se subía a lomos de su bicicleta desde la lejana localidad alemana de Friedrichshafen. Su objetivo, realizar una ruta en solitario en la que tocará hasta cuatro países de más allá de los Pirineos (Austria, Alemania, Suiza, Francia), rodeará el Lago Constanza y coronará el Mont Blanc.
A todo esto, hace algo menos de dos meses que terminó su último y más aventurado reto en solitario, desde San Xenxo hasta Santa Pola. De un tirón y sin dormir. Parecido a lo que se enfrenta pero, “en esta ocasión, llevo GPS, lo que le ha dado más tranquilidad a mis padres”. Bueno, no sólo a ellos, a unos cuantos más que vivieron la pasada hazaña con el corazón en un puño, temiendo que le hubieran devorado dos jabalís en una zanja manchega (parafraseando al interfecto de las dos ruedas).

Recuperado
Ha recuperado peso, aproximadamente unos ocho kilos, porque, entre otras cosas, no se ha subido a la bici a entrenar desde que terminó la anterior salvajada. “Bueno, he andado y sí que he podido hacer unos trescientos kilómetros. Pero más allá de eso, nada”.
Ya no es el cadáver exhausto y demacrado que llegó a la Glorieta a cincuenta kilómetros por hora, “como si hubiera salido de Elche”, tal y como dijeron los policías locales que lo acompañaron en el último tramo. Este aumento de peso y masa muscular le vendrá bien porque, entre otras cosas, se enfrenta a un ruta larga con importantes inconvenientes.

Lluvia y frío
En primer lugar, y no queriendo ser gafes, la lluvia, que caerá seguro a lo largo del recorrido (aunque los últimos días en Alemania han sido de agradable verano). Con el firme mojado se baja la velocidad de pedaleo, se baja la movilidad y aumentan, considerablemente, las molestias para el ciclista. Todo esto sin contar que aumentan las posibilidades de sufrir una caída.
Al agua se sumará el frío, especialmente en el Mont Blanc, pico de 4810 metros rodeado de otras “lomitas” interesantes. A este gigante se enfrentará la segunda mañana de marcha, si el tiempo no lo impide, no sin antes haber pasado por el lago Constanza, “porque pensamos que quedaría fantástico en las fotos y, bueno, ya que te pones a hacer kilómetros, pues qué son unos cien o ciento y algo más”.
Este puerto presenta unas características especiales, entre ellas la existencia de nieves perpetuas. Pero Rodri afirma que pedalea mejor con frío, “el calor me dejó seco y me hizo perder horas, al tener que pararme debajo de cada sombra, porque era imposible avanzar” y que no tiene miedo a las posibles placas de hielo: “sólo hay que ir con cuidado”. Placas que son realmente peligrosas en los descensos, cuando se gana velocidad.

Handicaps
Irá, eso sí, convenientemente equipado, lo que es sinónimo de añadir más peso “y en una ruta de estas características, medio kilo que tengas que cargar, cuenta mucho”. Al rodar en solitario no tiene la posibilidad de llevar un coche escoba, una furgoneta o un equipo que le garantice, como mínimo, el avituallamiento. Barritas energéticas y geles para recuperar son fáciles de cargar en un paquete que te dure los tres días, pero el agua es otra cosa.
La hidratación es clave en estas situaciones de tanta extenuación y esfuerzo físico pues, por mucho frío que haga, la sudoración es constante. Este hecho, tan fácil de solucionar en España, donde hay gasolineras 24 horas en carreteras nacionales o bares abiertos donde poder parar y cargar un par de litros, se complica enormemente en la vecina Francia, “con horario europeo, es decir, a las siete y media de la tarde, todo cerrado”. Tendrá que ajustar, por tanto, tanto cálculos de consumo como existencias para, como mínimo, pasar una noche con todo lo necesario.
Tres días de pedaleo que culminarán en la ciudad condal, el domingo, con rueda de prensa, organizada por los chicos de Where’s the Limit y que concentrará, a buen seguro, a gran cantidad de medio. Mientras tanto, todos aquellos que quieran seguir en directo su hazaña pueden hacerlo a través de su página de Facebook (Rodrigo García Retos Non Stop), Bikes & City, las redes sociales de Turismo Santa Pola y este mismo medio, entre otros. Fuerza y ánimo, Rodrigo.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo
OCTUBRE, MES DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA
AECC SANTA POLA 8 de noviembre de 2019
¡URGENTE! PLAYAS LIMPIAS, OCÉANOS LIMPIOS
Miguel Ángel Bermúdez Gómez 8 de noviembre de 2019
PACO CONEJERO, POR FIN!!!
Batiste 14 de agosto de 2019
RESONETO DE LA 14ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 14 de agosto de 2019

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.