RECONOCIMIENTNO
 

Rosa Sempere y Francisco Orts, homenajeados

 
Jueves 7 de septiembre de 2017 0 comentarios
 

Rosita y Paco son la perfecta representación del amor, una pareja que tras 52 años de matrimonio siguen mostrando en sus ojos el cariño, respeto y el amor que se tienen el uno por el otro. El martes por la noche la Unió de Fester les rindió homenaje en el Castillo como símbolo del esfuerzo y sacrificio, y como ejemplo para los demás.
La noche comenzó con un pase de fotografías haciendo un repaso a la vida del matrimonio lo que hizo emocionarse a la pareja. Pero el momento más emotivo de la noche lo protagonizaron los 6 hijos de los homenajeados cuando uno por uno subieron al escenario mientras sus padres escuchaban unas palabras de cada uno de ellos que les decían que “él es el que más los quiere de los 6 porque…” cada uno acabando la frase con un motivo diferente. Como aseguró una de sus hijas entre ellos se pelean por ver quién quiere más a sus padres.

Tras esas palabras llegaba el turno de la entrega de los regalos y reconocimientos que Yolanda Seva, alcaldesa de Santa Pola; Anna Antón, Concejal de Fiestas; y Rita Sevilla, presidenta de la Unió de Festers les hicieron a la pareja.
El acto continuó con la actuación de la Coral Villa de Santa Pola, bajo la dirección de José Alberto Aznar. Los miembros de la agrupación quisieron agradecer a su nuevo director, desde principios de año, su implicación. Una de las componentes de la Coral, Asunción Mas, recitó una poesía a la Virgen de Loreto. Y tras ello, comenzaba el concierto con ‘Perla Alicantina’ y ‘Santa pola en Fiestas’, ‘Santa Pola, novia del mar’, entre otras para finalizar con el ‘Himno a Santa Pola’.

Infancia
Rosa Sempere Pérez nació en Santa Pola el 30 de agosto de 1943. Es la pequeña de 6 hermanas. Recién cumplidos los 7 años se enteró de que hace falta una chiquilla para cuidar de un niño pequeño y ahí ya se quedó. Ejerció no sólo de niñera si no de tendera, limpiadora, planchadora y con 5 niños, en casa de Pepica y Paco: “Los Chorrilos”, a los que ella considera como sus hermanos.
Rosita fue muy poco tiempo a la escuela, asistió a la de doña Antoñita y, después, a Virgen de Loreto, hasta los 7 años, por lo que aprendió de la propia vida.
Haciendo red por las noches consiguió recaudar 4 pesetas para poder pagarse el ajuar, y a la edad de 20 años el enamorado de Paco la sacó del “amo” para casarse y comenzar una vida juntos donde Paco sigue trabajando sin descanso. Noches de reparto, mercado central de Elche por las mañanas (donde era conocido por “el moreno guapo”), y el muelle por las tardes. Aun así, sacaron tiempo para tener 6 hijos.
Francisco Orts López nació en Santa Pola el 18 de junio de 1938, en plena Guerra Civil. A la edad de 8 años, y siendo el mayor de 6 hermanos ya coge las riendas de una vida que no dejaría atrás hasta que el tiempo, la edad y la salud le dicen: para el carro, Paquito. A esa temprana edad comienza su dura tarea recorriendo con carro y caballo caminos sin asfaltar, sin luz, sin señalización... para repartir el pescado que su padre vendía a los pueblos cercanos (Callosa, Dolores, Almoradí, Orihuela...).
Cuando era pequeño fue a la escuela de las monjas, en la calle de Elche; a la de don Ángel, en el Castillo y a la del Pósito, con don Rafael. En el colegio era de los que destacaba a la hora de dar la lección. El maestro lo apreciaba por ser tan estudioso, pero casi nunca asistía; porque, como hemos dicho, su padre lo necesitaba para trabajar.
A Paco le daban la llave del Mercado de Abastos de Santa Pola porque llegaba antes que nadie, descargaba, y continuaba hacia los otros pueblos.
Recién cumplido de la mili se fijó en una muchachita, y es ahí donde comienza su historia de amor.
Juntos han hecho la pareja perfecta. Paco y Rosita han vivido juntos el mundo del trabajo y del amor. Tanto el uno como el otro se han apoyado mutuamente. Desde el día 22 de abril de 1965 en que se casaron, han sido felices, porque a él le gustaba que la mujer fuera sencilla, y ella lo era. Y a ella le encantaba la facilidad de palabra que él tenía para hacerla feliz.

Esfuerzo y sacrificio
Resaltar dos cosas muy importantes de la vida de los homenajeados: “el esfuerzo y el sacrificio”. Esfuerzo por conseguir un orden en momentos muy complicados, y sacrificio por sacar adelante una familia de 6 niños pequeños cuando las circunstancias de la época no eran nada propicias.
Fue una etapa muy dura, en donde los medios económicos brillaban por su ausencia, un ejemplo es que a finales de 1979, que por circunstancias adversas y colaterales Paco quedó sólo para mantener a sus hijos. Rosita, una madre coraje que, a pesar de carecer de conocimiento alguno, acerca de la función del trabajo que debía desempeñar, no le importó en absoluto, le tendió la mano a su marido y le dio su apoyo incondicional.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre
PROFES DE RELI UNIDOS
Profesores de Religión de la Provincia de Alicante 15 de septiembre
LAS DOS, LAS TRES
Bernardino Gago Pérez 11 de septiembre
LAS VÍCTIMAS SON NECESARIAS
Pedro Morante Gutiérrez 11 de septiembre
IN MEMORIAM
Vicente Luis Valero 1ro de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.