OPOSICIONES
 

Una profesora del IES Cap de l’Aljub denuncia trato vejatorio sobre ella en las oposiciones

 
Viernes 2 de agosto de 2019 0 comentarios
 

María Sánchez Sepulcre, profesora del Módulo de Hostelería y Servicios de Restauración (Sala) del IES Cap de l’Aljub, prepara en estos momentos el recurso de alzada contra el suspenso recibido por parte del tribunal opositor. Hasta ahí, nada extraordinario. Lo fuera de lo corriente viene por los motivos que rezarán en el recurso que se está preparando: trato vejatorio y discriminación.
Lleva desde los 17 años luchando contra la Alopecia Areata Universal (elevada a este nivel desde hace seis), una enfermedad que provoca, entre otras cosas, la pérdida de vello y pelo por todo el cuerpo. A ésto se ha de sumar que también padece vitíligo, o despigmentación de la piel. Cada persona lucha y afronta la enfermedad de diferentes maneras y ella, en vez de esconderla tras un pañuelo o una peluqua, decidió tatuarse un mandala en la cabeza, “para enseñar a mis hijas que nunca hay que esconderse, siempre hay que luchar y seguir adelante. Además, también inculco a mis alumnos la necesidad de aprender a amar la diferencia, la educación en valores, la no discriminación por motivos de apariencia física”.
Son trece los años de enseñanza que atesora María, de ellos, tres como docente en el centro santapolero (dos cursos completos). A estos se le suman veinte como profesional, como jefa de sala y coordinadora de eventos, en todo tipo de eventos, nunca habiendo recibido una sola queja, “ni como docente, ni como trabajadora”.

Opiniones, no preguntas
Por eso está más que sorprendida al haber sido asaeteada “con opiniones, más que preguntas, de tipo personal. Algo que nunca se puede hacer dentro de un proceso opositivo”. Fue solo un miembro del tribunal quien le recriminó su apariencia física, aduciendo que “cómo podía presentarme a la especialidad de Jefe de Sala con un tatuaje en la cabeza”.
Estas recriminaciones habrían llegado en el turno de preguntas, toda vez concluída su defensa de la programación y unidades didácticas. “El resto de miembros del tribunal estuvieron escuchando, pasivamente, durante seis o siete minutos”. Esta actitud lacerante terminó con sus nervios, “me bloqueé, lloré y, cuando me repuse, seguí contestando a las preguntas que otros miembros del tribunal me dirigieron”.

Abrazar la diversidad
Tras estos momentos de emoción, explicó tanto a este miembro, como a todo el tribunal, la necesidad de abrazar la diversidad, “pero, fue este miembro quien me confirmó que, en todo caso, él había dado su opinión personal”, por no considerar que un tatuaje en la cabeza sea la mejor de las maneras para presentarse a una oposición o dar un servicio (la opositora acudió vestida de traje, como siempre que da cualquier servicio, bien en el IES, bien en cualquier otro lugar). “Jamás me han dicho nada negativo. De hecho, lo único que me ha traído han sido experiencias positivas. Admiración y alabanzas como profesional y docente. Nunca me han mostrado nada negativo al respecto”.
Considera que el tribunal ha ejercido sobre ella un trato “discriminatorio, por motivo de mi imagen personal. ¿Soy menos profesional que otra persona que tenga pelo o no lleve un tatuaje a la vista?”. Al fin y al cabo, se trata de una opción estética, “devenida de una enfermedad. El tatuaje es una forma de favorecer mi autoestima como mujer, como madre. Quise enseñar a mis hijas que la imagen nunca ha de ser un criterio que se imponga en la relación con otras personas”.
“No creo que todo esto sea el motivo principal de mi suspenso”, explica María Sánchez, “ya que no se puede demostrar. Lo que sí quiero es hacer público el trato recibido durante el proceso de oposición, donde una persona se permite dar una opinión sobre la imagen de otra sin venir a cuento ni ser moral o legalmente correcto”.

Juzgar por la apariencia
Añade que las opiniones personales “se dan en la calle, de igual a igual. Así se puede rebatir, si te apetece. Pero no en una oposición, donde los nervios son tales que el hecho de que hablen de tu imagen delante de más gente de forma negativa va a provocar que te desmorones... eso me pasa a mí y a cualquiera que se encuentre en esa situación y le juzguen por su apariencia”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 

 

CARTAS AL DIRECTOR

OCTUBRE, MES DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA
AECC SANTA POLA 8 de noviembre
¡URGENTE! PLAYAS LIMPIAS, OCÉANOS LIMPIOS
Miguel Ángel Bermúdez Gómez 8 de noviembre
PACO CONEJERO, POR FIN!!!
Batiste 14 de agosto
RESONETO DE LA 14ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 14 de agosto
AGRADECIDO
Ramón Vaquero Alosete 14 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.