SERVICIOS SOCIALES
 

TAPIS, la gran muleta de apoyo a la enfermedad mental y la inserción social

 
Viernes 24 de julio de 2015 0 comentarios
 

El Taller Prelaboral de Inserción Social, o TAPIS, brinda a sus usuarios (personas con enfermedad mental, casi todos con problemas de esquizofrenia y asociados a veces a un déficit intelectual), entre ocho y diez, talleres que van desde el ámbito de los conocimientos culturales hasta los mínimos gestos de la vida cotidiana. Todo orientado a fomentar la autonomía de los usuarios. Éstos también realizan trabajos de artesanía que ponen a la venta en el mercadillo y recogen el dinero para organizar cenas y comidas en común, “porque son tan importantes las actividades de ocio y cultura como la vida en común”.
Durante la visita realizada con la alcaldesa, Yolanda Seva y el concejal de Servicios Sociales, Lorenzo A. Cervera, se desgranó tanto el personal con el que cuentan (su educadora, Margarita Pastor y un monitor que, actualmente, está en el punto PAI de atención a discapacitados psíquicos de Playa Lisa) como a las labores de tipo educativo y las intervenciones con las familias y la unidad de salud mental.

Seguimiento y atención
Los usuarios, además del tratamiento y la línea educativa que reciben, están sujetos a un seguimiento de su enfermedad a cargo de la Unidad de Salud Mental. Algunos de ellos tienen el reconocimiento de minusvalía y reciben pensión al efecto pero, desde Servicios Sociales, recuerdan la enorme importancia que tiene en estos casos tanto el apoyo familiar como institucional.
En el taller hay personas que brincan los treinta años y no hay límite de edad. Por desgracia, recalcan que la inserción laboral es muy complicada dado el tipo de enfermedad mental que poseen, “por lo que es muy raro un desempeño de actividad laboral. Depende del grado de discapacidad mental y el de su enfermedad, pero es realmente complicado”. Este servicio tiene un coste aproximado para el Ayuntamiento, quien lo sufraga en su totalidad, de entre 50 y 60.000 euros al año, “y es completamente gratuito para los usuarios”.

Opiniones
Juan Miguel, uno de los usuarios, destacaba que, para él era enormemente importante este taller, “ya que me ayuda a estar más comunicativo con la sociedad, además de poder realizar actividades como teatro o cocina”. Lleva 16 años en Tapis y, a lo largo de todo este tiempo, ha conseguido una más que aparente mejoría. De hecho, declara que “antes estaba fatal de los nervios. No hablaba, no me comunicaba… ahora me desarrollo con la sociedad”.
Por su parte, Puri Muñoz, que tuvo hace cuatro años un accidente, es de las que menos tiempo lleva en el programa, “me gusta estar aquí y si no fuera por esto aún andaría con muletas”. Vicente Fernández es esquizofrénico y también lleva 16 años, para él el Tapis “es un punto donde tengo amigos y me noto bastante mejor desde que estoy aquí”.
Para José Antonio Lozano, le gustaría que las actividades se extendieran por la tarde “porque me aburro”. Para él, Marga y Ramón, la educadora y el monitor, “son excelentes personas, fabulosos y me han ayudado mucho enseñándome la importancia del aseo o con el taller de logopedia”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Supresión de estacionamientos para discapacitados
Virgilio Gómez Arjona 17 de noviembre
Separatismo
Manuel Arroyo Martín 7 de noviembre
Lo que debe hacer Puigdemont
Pedro Morante Gutiérrez 7 de noviembre
Aclaración
Pedro Olivares Martinez 7 de noviembre
Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.