VIOLENCIA DE GÉNERO
 

Segregar por razón de sexo es quitarse la mitad de uno mismo

 
Viernes 11 de octubre de 2013 0 comentarios
 

“La mitad de Juan” fue el cuento que leyó Ruth Clement, entrenadora y coordinadora del Club Polanens, para ilustrar la infelicidad y la frustración que una educación sexista y segregacionista puede provocar en un niño. La educación es la piedra filosofal que erradicará la violencia de género, la gran lacra que se lleva a un gran número de mujeres (esta misma semana dos adolescentes). Así, Clement ilustró la vida de Juan, un niño al que le gusta jugar con muñecas, vestir una camiseta rosa y leer cuentos de princesas. La sociedad le obliga a abandonar todo aquello que le gusta y se siente triste, desdibujado, “porque falta una mitad de él”. Miguel Zaragoza, alcalde de la villa, quiso poner como ejemplo de pionera a Ruth Clement, “puesto que el deporte es un puntal donde se aprenden valores”. Finalmente, Clement dejó su huella, su mariposa, en el lazo “contra la violencia de género”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

¡AH! … TEÍSMO
Manuel Arroyo Martín 1ro de marzo
DOS TONTOS MUY TONTOS
Pedro Morante Gutiérrez 1ro de marzo
ARREGLO DE EDIFICIOS
Paquita Durá 1ro de marzo
REY INFANTIL
Elvira Bonmati Rico 1ro de marzo
POLÍTICA NACIONAL Y LOCAL
Xesco Franco 22 de febrero

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.