PRESUPUESTO GENERAL 2018
 

Se aprueba el presupuesto de 2018 con el ya clásico retraso

 
Viernes 5 de octubre de 2018 0 comentarios
 

El pasado miércoles, 3 de octubre, se realizaba en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Santa Pola un pleno extraordinario con el único orden del día que el Presupuesto General para 2018. Tanto el Concejal de Hacienda, Paco Carbonell, como la Alcaldesa, Yolanda Seva, reconocieron que estos presupuestos llegan tarde, pero “por primera vez en la historia de Santa Pola todo el mundo podrá seguir los presupuestos a través de la página web del Ayuntamiento”, reconocía Carbonell. Por su parte, Seva aclaró que “el presupuesto es un documento clave que sirve como mecanismo para la revisión de políticas y estrategias, analizando los resultados con el fin de dar respuesta a los objetivos programados”. El presupuesto general está formado por 32.879.376,23 euros, de los cuales 3.047.309,36 pertenecen al organismo autónomo. Los presupuestos se aprobaron con la votación a favor del equipo de Gobierno y de los dos concejales no adscritos, los votos en contra del Partido Popular, y la abstención de Ciudadanos.
En los presupuestos generales de 2018 se realizarán 45 inversiones diferentes divididas en: Infraestructuras (762.819,02 euros) destinados a la Avenida Salamanca, cámaras del casco urbano o inversiones en materiales y actuaciones; deporte (6.741,54) para instalaciones deportivas o pistas deportivas en Gran Alacant y Pablo Iglesias; cultura (610.078,85) destinado a Villa Adelaida, la insonorización de la Casa de Cultura, mejora de su mobiliario e instalaciones, o al mobiliario de la biblioteca de Gran Alacant y el Life Resort; climatización de edificios municipales (42.560) en cementerios, aires acondicionados en juzgados o la reposición de aires acondicionados en edificios municipales; adquisición de vehículos (67.300) con bicicletas para el parque de tráfico, adquisición de vehículos para la caseta de turismo o vehículos para el parque móvil; Policía Local (141.400) en sistemas informáticos o la informatización de vehículos; parques o jardines (106.000); educación (62.100) inversión aparte del Plan Edificant; mercadillos y cementerios (17.359,44) destinados al aparcamiento del mercadillo y al pararrayos del cementerio; adquisición de programas informáticos (155.000) invirtiendo en fotocopiadoras, fax, escáneres o servidores; y en industria (179.080) en el Polígono Industrial.
Una de las novedades que más ha recalcado el Concejal de Hacienda recae sobre los 55.000 euros que han invertido como fondo de contigencia pues “por primera vez en la historia de la localidad se ha logrado introducir esta cifra para tener dinero que se invertirá en los posibles imprevistos o emergencias que sucedan en el municipio”.

Partido Popular

Una vez aprobados los presupuestos municipales de Santa Pola de 2018, aprobados por los propios miembros del equipo de Gobierno y los dos concejales no adscritos, mientras que el Partido Popular votó en contra, explican que la razón de esta decisión recae en dos puntos: una técnica y otra política. Entre las razones técnicas que ha dado el Partido Popular se encuentra que “más que unos presupuestos, y ante lo avanzado del año, más bien representan una dación en cuenta de los ingresos y gastos habidos en el ejercicio. Dación en cuenta mal plasmada porque hay partidas prácticamente utilizadas al cien por cien cuando aun queda un trimestre para finalizar el año, ¿de dónde van a sacar el dinero cuando se les agote la partida? Y lo que mal empieza, mal acaba”. Mientras que sobre las inversiones el Partido Popular opina que “nos encontramos con que en el desglose de las mismas se dan cantidades alzadas sin decir en qué se van a gastar el dinero. Como botón de muestra hay una partida de 340.000 euros para infraestructuras sin adjuntar documentación ni informes para explicar el destino de dichos fondos, y hay muchos más en las mismas condiciones. Aprobar el presupuesto sería dar una carta en blanco a los miembros del actual equipo de Gobierno de la Señora Seva, y con los antecedentes que tenemos flaco favor haríamos al pueblo de Santa Pola”.
Por su parte, en las razones políticas explican que “no se presentan en el presupuesto inversiones para mejorar el pueblo de Santa Pola. Solo se trata de remiendos, parches a los problemas que tenemos en nuestro pueblo. Es más de lo mismo con una salvedad. Hay infraestructuras que no se han mantenido o reparado en los más de tres años del Camarote de los Hermanos Marx. su nefasta gestión habla por sí sola. No tienen visión de futuro para Santa Pola, sin proyectos ilusionantes porque no ven más allá de lo que quieren ver y siguen a espaldas de las necesidades reales de los ciudadanos. Hay muchos más aspectos criticables del Presupuesto (dación cuenta) de 2018”.
El Partido Popular le ha solicitado a Mercedes Landa explicaciones sobre “su nefasta gestión, que es la razón de ingresar 210.000 euros menos por el canon de los chiringuitos que no se ingresarán en las arcas municipales, (será imborrable el paso de esta concejal por la Concejalía de Playas y Turismo); que nos expliquen a qué cuento viene poner cámaras de vigilancia en todo el centro de Santa Pola. El pueblo se va a convertir en un plató de Gran Hermano en el que los ciudadanos se van a sentir vigilados poniendo multas a los despistados conductores con su afán recaudatorio”.
Recalcan que no podían votar a favor de los presupuestos que se presentaron porque “nacen caducados, porque no están bien confeccionados, porque falta documentación que aclare los proyectos que se van a realizar y las inversiones no son todas las que necesita Santa Pola. Están presentados tarde y mal”.

Ciudadanos
Por su parte, la decisión de Eva Mora, portavoz de Ciudadanos, fue la de abstenerse, pues como ella mismo reconoció en el pleno: “Los presupuestos están fuera de plazo. Estamos en octubre y creo que tampoco vamos a conseguir mucho más. La necesidad de aprobarlos ahora es única y exclusivamente por las inversiones. Es cierto que este año hay más de cuarenta, de las cuales hay una o dos que no me terminan de convencer, pero cuanto antes se ejecute la partida de inversiones para no perder las subvenciones que vienen ligadas a la aprobación de las mismas mejor. Mi voto es una abstención única y exclusivamente porque votar en contra es votar en contra del beneficio de Santa Pola. Entiendo lo de la subida del IBI, a más de un 40% podría haberlo compartido o apoyarlo más si se reinvirtiera en la proporción en la que se recauda. Creo que debemos fomentar más el impulso de la actividad privada. Son las dos líneas con las que más discrepo de todo el presupuesto. Voto una abstención por el bien de Santa Pola para que pueda aprovechar esas inversiones y esas subvenciones que vienen”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 
 

CARTAS AL DIRECTOR

NUESTRA YA TRADICIONAL CENA DE LUNA LLENA. CARTA ABIERTA
Manuel Arroyo Martín 7 de diciembre
AL COMPAÑERO RUBÉN CANALES
José Miguel Zaragoza Fernández 30 de noviembre
AUMENTO DEL SALARIO MÍNIMO
Pedro Morante Gutiérrez 16 de noviembre
SANTAPOLEROS DE BUENA FE
Pedro Pérez Jerez - Vilero - 16 de noviembre
A BUENAS HORAS
Pedro Morante Gutiérrez 16 de noviembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.