SOLIDARIDAD
 

Por Mil Latidos ya ha conseguido dos desfibriladores y a Raúl le han donado uno portátil

 
Viernes 26 de marzo de 2021 0 comentarios
 

El pasado 9 de marzo Raúl recibió un gran regalo, un regalo que para él supone un seguro de vida, un desfibrilador portátil. Santi y David, propietarios de la empresa Dasan, construcciones y reformas, quisieron sorprender a Loles Andreu, madre del menor y promotora del proyecto Por Mil Latidos, con la entrega de este desfibrilador que para su hijo Raúl es un salvavidas.
El proyecto Por Mil Latidos nació de la necesidad de una madre, Loles Andreu, de dotar de un seguro de vida a su hijo. A Raúl, con tan solo 8 años de edad, le detectaron miocardiopatía debido a una mutación genética. Las consecuencias que esta enfermedad conlleva, son las de poder padecer un infarto o una muerte súbita con un mayor riesgo. Es por ello por lo que Loles, ante lo que significa poder perder a su hijo por falta de asistencia médica rápida, se puso manos a la obra creando este nuevo proyecto. Andreu afirma que para Raúl, tener un desfibrilador es como tener un seguro, puesto que actuar con rapidez ante cualquier situación le puede salvar la vida. De ahí la necesidad de tener consigo uno portátil siempre. La madre agradece enormemente el gesto altruista de Dasan, una sorpresa agradable que no se esperaban y que Raúl ha recibido con gran entusiasmo.
La tarea principal por la que nace Por Mil Latidos es la de dotar a los colegios de Santa Pola con desfibriladores, para que ante la necesidad de cualquier alumno, profesor o persona del entorno, dispongan rápidamente de la asistencia que puede salvar una vida. El proyecto ha equipado ya al colegio Ramón Cuesta y al Cervantes con estos aparatos, y el próximo en contar con desfibrilador será el colegio Hispanidad, donde Raúl está matriculado, aunque durante este curso escolar debido a la actual situación sanitaria Raúl no puede asistir al colegio de forma presencial, es una profesora quien dos días a la semana le imparte las clases en su domicilio.
La instalación de estos desfibriladores en los colegios de Santa Pola no sigue un parámetro concreto. El objetivo es que los seis colegios de Santa Pola estén equipados con desfibriladores, pero hay escuelas donde los propios profesores son los que sugieren que les dejen para los últimos en la dotación, por encontrarse cerca de algún punto que ya dispone de este “salvavidas”, como puede ser el centro de salud. Con todo ello, el coronavirus no solo ha dejado a Raúl fuera de las clases presenciales, sino también que se retrase la instalación de estos aparatos. Cuando se instala un desfibrilador, tanto las personas que trabajan en el centro, como los padres del niño afectado en este caso, tienen que realizar un curso para aprender a utilizarlo.
El proyecto Por Mil Latidos y la instalación de estos aparatos en los colegios, se sustenta gracias a donaciones de empresas como Dasan o Pikolinos. Cualquier empresa o persona puede realizar también donaciones de forma anónima o participar comprando alguna de las pulseras solidarias que venden a un precio de 3€ y que se pueden encontrar en muchos comercios de Santa Pola. Todos ellos tienen el cartel a la entrada informando de la venta de las pulseras. También se puede hacer el pedido a través de su página de Facebook “Por Mil Latidos” o del correo pormillatidos@gmail.com. y se enviarán a cualquier lugar incluso fuera de Santa Pola.

 
 

Portafolio

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.