OCIO
 

Los dueños de El Paso afirman que la amenaza de denuncia vecinal motivó el cierre

 
Viernes 18 de marzo de 2016 0 comentarios
 

La decisión, fue nuestra”, corroboran tanto José Lloret como Rosa Chacopino, gerentes de El Paso, en referencia al cierre de la barra que tenían instalada en la calle en Mig Any. Y matizan: “pero porque la Policía Local nos avisa de que estaban recibiendo muchas quejas y llamadas masivas de los vecinos”. Quejas y llamadas que provocarían que “a la próxima que vinieran, tendrían que poner una denuncia”.
Confirman al medio que el sábado cerraron a las diez de la noche, “pese a tener permiso para mantener la barra de la calle abierta hasta las doce” y que, efectivamente, bajaron la música cuando se lo indicaron los agentes municipales. Pero, en cuanto a los menores presentes en la calle, y que no estaban consumiendo en la barra, “es cierto, pero es que nosotros sacamos la barra a la calle para que ellos también puedan disfrutar de la fiesta, porque dentro del local no puede haber menores”, señala Chacopino, quien añade que “obviamente, nosotros pedimos control, por el botellón. En ningún caso íbamos a venderles alcohol pero, si ocurre algo en la calle que yo he pedido cerrar, es responsabilidad mía”.

Presión
La decisión, tras el parón del domingo a mediodía, de cerrar pasadas las cinco una barra que se había abierto a las 16.45 obedece a la presión de una posible denuncia. “Visto que los vecinos, según nos dijeron, podrían acudir directamente al juzgado, optamos por apagar equipo y continuar dentro del local”. Al no tener la previsión de cierre, no se había contratado personal para el control de puerta, “con lo que muchos menores entraron al local. Todos a la vez. Nosotros llamamos a la Policía para solicitar su ayuda y poder sacarlos del establecimiento y seguir con la actividad”.
Su objetivo es que todo el público tuviese fiesta, menores y mayores de edad, “pues son sólo tres días al año. Dos en septiembre y uno en marzo”. Subrayan como muy importante esta matización, “ya que todo son quejas, desde los vecinos hasta a través de las redes sociales. Ni nosotros decidimos cerrar la calle porque sí, ni nuestra intención es molestar a los vecinos”.

Ampliar horarios
Desde su perspectiva, es necesario potenciar el ocio nocturno, “hay que permitir ampliar horarios, siempre con respeto. Pero, en verano, es vital para el negocio”, resalta José Lloret. Por su parte, Rosa Chacopino pide una campaña de concienciación entre los vecinos, “ya que, si se quejan de esta manera, no vamos a llegar a ningún lado en este pueblo”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

CATALUÑA TIENE UN CÁNCER
Pedro Morante Gutiérrez 7 de septiembre
DUELE, PERO HAY QUE DECIRLO
Pedro Morante Gutiérrez 7 de septiembre
QUEJAS DE UNA VECINA DE SANTA POLA
Vera Gutiérrez 7 de septiembre
13ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 31 de agosto
POBLE MEU!
Loreto Cascales Martínez - Presidenta PP Santa Pola y Diputada Nacional 31 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.