CÁRITAS
 

La solidaridad como cura más potente

 
Martes 21 de julio de 2020 0 comentarios
 

La pandemia del coronavirus ha dejado tras de sí una de las crisis sanitarias y socioeconómicas más devastadoras hasta la fecha. La paralización de la actividad durante el confinamiento, el aumento de los ERTEs y el cierre de muchos negocios han provocado que las familias hayan visto mermados (o incluso eliminados) sus ingresos. Por ello, personas cada vez más jóvenes y con condiciones laborales cada vez más precarias se ven obligadas a acudir a asociaciones benéficas para poder percibir algún tipo de ayuda.

Cáritas es una de las que más ha incrementado su trabajo, atendiendo en un día prácticamente la misma cantidad de familias que antes llegaban en una semana. Trabajando conjuntamente con Cruz Roja, Servicios Sociales y el Banco de Alimentos de Santa Pola, durante el confinamiento y la nueva normalidad se han encargado de proporcionar a los colectivos más vulnerables del municipio productos alimentarios y de higiene, así como asesoramiento y orientación sobre las ayudas económicas que proporcionan desde las instituciones. A su vez, también han atendido a grupos con un alto riesgo de aislamiento social (incrementado además por el distanciamiento obligatorio), como las personas mayores. Sin embargo, las tareas no han estado exentas de dificultades, sobre todo en la época de confinamiento. Ante la imposibilidad de que se pudieran realizar donaciones de productos de forma presencial, han agotado las reservas procedentes de la campaña de Navidad y han tenido que hacer una inversión especial de sus donaciones para poder prestar ayuda a todo el mundo.

El núcleo de Cáritas en el pueblo saca el trabajo adelante pese a lo inusual de la situación y el gran esfuerzo que esto supone. Las jornadas de trabajo de atención ahora se realizan los martes y jueves de 10:00h a 12:00h (que en la mayoría de ocasiones se alarga), algunos llegan a primera hora de la mañana para poner a punto el almacén y comenzar el reparto de productos de la mejor manera posible. La atención a las familias nunca dejó de ser presencial, porque muchas no tienen un ordenador o un móvil desde los que conectarse a Internet y realizar trámites telemáticos. Pero todo se rige en base a las medidas de seguridad: uso de mascarilla, distanciamiento y proporción de geles hidroalcohólicos.

Agradecimientos

Desde Cáritas destacan la gran solidaridad que ha mostrado el pueblo de Santa Pola con los colectivos más desfavorecidos. Además de la total colaboración de las asociaciones y las instituciones, aumentaron las donaciones por parte de particulares, así como otras iniciativas que podían servir de ayuda. Es el caso de la Carrera Solidaria Virtual organizada por el club de Atletismo del municipio, que consiguió una recaudación de 3.300 euros y servirá de gran ayuda para comprar alimentos y material. Jose Vicente Castelló como presidente local y en representación de la entidad quieren agradecer la colaboración a las entidades y los comercios de la zona que se han volcado con la situación como el Club Atletismo Santa Pola, Congelados Sempere y Fuentes, Bras del Port, Panadería Garri, carnicería Jose Juan y Mari, Construcciones Carrascosa, la Caixa, Dulcesalá, Ferretería Fayma, Parroquia de Santa Pola y Gran Alacant, Farmacias Glorieta y Canales, grandes superficies y supermercados, Pangea, colegios e Institutos así como a los socios colaboradores y personas anónimas con sus donaciones.

Llamamiento a la solidaridad

Aún así, los voluntarios recuerdan que las donaciones siguen siendo necesarias, porque aunque en esta nueva normalidad se haya reducido el número de solicitantes de ayuda, sigue siendo bastante alto. Por ello, hacen un nuevo llamamiento a la ciudadanía para que aporten alimentos, sobre todo no perecederos. Los productos que necesitan con más urgencia son leche (si es posible, que caduque a partir de agosto), cacao, arroz, atún, galletas y sardinas. A su vez, también precisan de productos de limpieza para el hogar. En definitiva, todo lo que pueda hacerles falta a las familias. Las contribuciones económicas también son bienvenidas, porque en muchas ocasiones Cáritas costea los alquileres de las personas en situación de vulnerabilidad, luz o equipamiento médico si lo necesitan.

Voluntarios

A nivel humano, requieren de más manos que les ayuden, sobre todo cuando se realizan campañas de recogida de alimentos. El trabajo se ha visto enormemente incrementado, y aunque la experiencia y las ganas de hacer el bien les ayuden a sacarlo adelante, la asociación está compuesta en su mayoría de adultos que comienzan a tener algunos inconvenientes de salud o nietos a los que cuidar, lo que hace que su participación sea más limitada. La falta de gente joven entre los voluntarios preocupa en las vicarías a nivel nacional, como se comentó en la Asamblea General de la organización celebrada el pasado 4 de julio. Aún así, no pierden la esperanza, y esperan que este nuevo brote de solidaridad durante estos tiempos tan adversos motive a los más jóvenes a ayudar y a darse cuenta de que cada gesto cuenta y es importante.

Lo que es seguro es que nunca dejarán de ayudar, porque llevan implícito el compromiso con la comunidad y las personas que forman parte de ella. Además, sus capacidades y su experiencia, que ya eran grandes, se han incrementado durante esta crisis sanitaria, haciéndoles enormes. Son una muestra de que la solidaridad es la mejor arma del ser humano, y ahora más que nunca, necesitan muchos más guerreros y guerreras para seguir luchando.

Contacto:
Cáritas Santa Pola:
T. 646 658 067 - Calle Iglesia, 3

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 

 

CARTAS AL DIRECTOR

Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo
OCTUBRE, MES DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA
AECC SANTA POLA 8 de noviembre de 2019
¡URGENTE! PLAYAS LIMPIAS, OCÉANOS LIMPIOS
Miguel Ángel Bermúdez Gómez 8 de noviembre de 2019
PACO CONEJERO, POR FIN!!!
Batiste 14 de agosto de 2019
RESONETO DE LA 14ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 14 de agosto de 2019

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.