La Policía Local reforzará su presencia en los colegios para controlar las entradas y salidas de los niños a partir del lunes

 
Viernes 4 de septiembre de 2020 0 comentarios
 

La Concejalía de Educación, de Seguridad y la Jefatura de la Policía Local de Santa Pola han diseñado un amplio dispositivo de cara a la vuelta de los niños y niñas a los centros educativos, que comenzará de forma escalonada a partir del próximo lunes 7 de septiembre. Reunidos con el Consejo Municipal Escolar, tanto las concejalas como los agentes han tratado una serie de temas con respecto a la reincorporación a las aulas, y han querido transmitir a la ciudadanía las medidas que se van a llevar a cabo.

Ana Blasco, Concejala de Policía y Seguridad Ciudadana, comenta que el servicio de mañana de la Policía Local se pondrá a disposición de las entradas y salidas de los colegios, lo que conllevará la dedicación de casi todo el personal. El servicio se prestará unos minutos antes y después del inicio de las clases, así como en la finalización de las mismas. Se reorganizará el tráfico en las zonas escolares para evitar los coches aparcados en doble fila que puedan formar retenciones, y tienen pensado controlar los semáforos y así poder dar prioridad tanto al transporte escolar como a los vehículos que estén llevando a los niños a las aulas. Blasco afirma que el Ayuntamiento quiere “ir más allá. No solo dispondremos de los agentes en los pasos de cebra como hacíamos hasta ahora, sino que también evitaremos que se formen aglomeraciones, y estaremos muy pendientes de que todos los presentes cumplan con las medidas de seguridad”.

Desde el Ejecutivo anuncian que han mantenido una reunión con los directores y directoras de los centros educativos para coordinar las entradas y salidas y ver en qué podía ayudarles la Policía, qué espacios utilizarán y cuáles tienen disponibles, y hay pendientes más encuentros con las empresas de autobuses. Esta cuestión es compleja, porque hay algunos centros que tienen la posibilidad de abrir más de una entrada para que los alumnos se puedan distribuir, pero hay otros (como el colegio Cervantes) que no disponen de esas opciones. Ana insta a la ciudadanía a ser colaborativa, “que todas las personas que vayan a acercar a los niños al colegio recuerden que la mascarilla es obligatoria, y que respeten las medidas que van a instaurar en cuanto a la circulación”. Recalca que todo lo hacen porque el inicio de este curso sea “lo más fluido y seguro posible” y que van a poner todos los medios para que se lleve a cabo de forma “tranquila”.

Trini Ortiz, Concejala de Educación, explica que el mayor problema que está apareciendo en algunos colegios tiene que ver con los grupos de convivencia estable (“grupos burbuja”) y la falta de espacio disponible. “Casi todos los centros en Santa Pola tienen recursos para dividir a los alumnos en 20 personas por aula, pero por ejemplo el CEIP Vicenta Ruso no dispone de esa ventaja. Aunque la directora haya dividido y re dividido, llega un momento en el que no tiene más espacio, y allí los grupos deberán ser de 25 alumnos”. A su vez, otra dificultad añadida está en el cambio de las medidas de seguridad que se dan desde las instituciones, lo que hace que los colegios no puedan establecer un Plan de Contingencia definitivo. Ortiz comenta que “los colegios los llevan elaborando prácticamente desde julio, pero nos dicen que cada día se levantan con una directriz nueva. Pero por lo que respecta a la seguridad, está todo ya bastante bien establecido”.
El Ayuntamiento también ha incidido mucho en la limpieza de los centros, algo de vital importancia para combatir la pandemia. Ha sido necesario aumentar los servicios de limpieza en los colegios, los cuales están adjudicados mediante licitaciones del Consistorio. “Antes se hacía una limpieza normal y corriente porque se atendían unas necesidades, pero ahora han cambiado radicalmente. Además de que ahora ha de ser más continua, la desinfección también debe ser constante en todos los centros”.

Ana confirma que las diferentes concejalías estarán muy pendientes a todo lo que suceda y a intentar solucionar los problemas que surjan. Un ejemplo es el caso del aparcamiento en el CEIP Vicenta Ruso, en el que apenas hay espacio y muchos coches se quedan en doble fila para que los niños puedan bajar y entrar a clase. Desde la Policía Local se plantean prohibir el estacionamiento en la parte frontal del Vicenta Ruso en las horas punta, para que los padres y madres puedan aparcar de manera fluida y sin causar retenciones o aglomeraciones. Reforzarán su presencia en los colegios y se destinará un dispositivo importante; por ejemplo, ubicando de dos a tres agentes por centro en lugar de uno. También ofertarán más tiempo de servicio, adelantarán y retrasarán su presencia y aumentarán la frecuencia de vigilancia. Asimismo, ofertarán ayuda a los autobuses, llegando incluso a prestar el servicio con ellos.

La Jefatura de la Policía Local explica que la idea es “estar ahí, ser visibles y apoyar una vuelta al cole difícil para todo el mundo. Queremos dar una sensación de seguridad, ya no solo física, sino moral. Vamos a transmitir la idea de que estamos haciendo lo que tenemos que hacer, preocuparnos y hacer que todo sea más fácil”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo
OCTUBRE, MES DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA
AECC SANTA POLA 8 de noviembre de 2019
¡URGENTE! PLAYAS LIMPIAS, OCÉANOS LIMPIOS
Miguel Ángel Bermúdez Gómez 8 de noviembre de 2019

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.