MEDIO AMBIENTE
 

La lucha contra la procesionaria incidirá en la masa forestal urbana

 
Viernes 18 de noviembre de 2016 0 comentarios
 

A mediados del mes de octubre, arrancó la campaña para la lucha contra la procesionaria, “estando programada en los colegios, para la última semana del mes (coincidiendo con el día festivo) el tratamiento con bacilus en los centros más afectados por esta plaga: Azorín, Joanot Martorell, perímetro de Cervantes e Hispanidad”. El mismo día se comprobó el Virgen de Loreto, “y desde la primera semana de noviembre se han tratado los parques públicos y los caminos principales de la Sierra”, explicaba el concejal de Medio Ambiente, Alejandro Escalada.
Se está a expensas de que Conselleria comunique “qué tipo de tratamiento realizará este año en la sierra”, porque se les ha enviado la comparativa de “lo realizado por el Ayuntamiento y por Conselleria el año pasado”, siendo más efectivo el tipo de rociado aplicado por el Consistorio. De hecho, será el rociado la forma con la que se distribuirá el bacilus, “inyectando únicamente en aquellos pinos de más difícil acceso para tratar con el pulverizador”, un tratamiento que se denomina etnoterapia.
El tratamiento con bacilus ha demostrado una eficacia elevada, “bastante efectiva en la zona de monte público tratada. Muy efectiva en los colegios, gracias al pulverizado, a lo poco que se inyectó y al corte puntual de las bolsas que aparecían”. Aún así, recuerda Escalada que la procesionaria es endémica en el pino mediterráneo, “por lo que no podremos erradicarla nunca, sólo minimizar el efecto que pueda tener”.
Para este año, además, el Ayuntamiento ha reforzado la lucha contra la procesionaria en el suelo forestal urbano, como los barrancos de Gran Alacant, entre otros puntos.
Recuerda que la población puede colaborar en la lucha contra la procesionaria poniendo en conocimiento del Ayuntamiento la presencia de bolsas, “mediante escrito, llamada telefónica o, a través de la página web municipal, el registro telemático. Sólo hace falta la firma digital, por lo que las asociaciones de vecinos y las comunidades de propietarios y administradores de fincas pueden informar de forma directa”.
Hablando de otras plagas, como la del tomicus dextruens, un escarabajo taladrador que acaba con las pinadas, Santa Pola está libre de ella, “aunque se han detectado otro tipo de perforadores. Lo que afecta a nuestra pinada, y lo que la está matando, es la grave sequía que atravesamos”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Supresión de estacionamientos para discapacitados
Virgilio Gómez Arjona 17 de noviembre
Separatismo
Manuel Arroyo Martín 7 de noviembre
Lo que debe hacer Puigdemont
Pedro Morante Gutiérrez 7 de noviembre
Aclaración
Pedro Olivares Martinez 7 de noviembre
Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.