INFRAESTRUCTURAS
 

La Avenida de Salamanca tendrá un nuevo espacio verde en su bulevar

 
Miércoles 23 de diciembre de 2020 0 comentarios
 

Como ya anunció la alcaldesa de Santa Pola, Loreto Serrano, a principios de año comenzará la licitación de las obras para acabar el proyecto de mejora de la Avenida de Salamanca. La intención del Ejecutivo es comenzar las obras de forma inmediata una vez ésta se haya acabado de adjudicar.

El proyecto comprende los trabajos de urbanización y ajardinamiento del bulevar situado en la avenida Salamanca entre la calle Monóvar y la avenida Obispo Bascuñana, y si fuera posible se ampliaría algún tramo más en dirección a la avenida del Pilar. La idea es convertir esta zona en un espacio verde que ofrezca a la ciudadanía un nuevo pulmón ecológico y de esparcimiento.

El diseño se ha planteado inspirado en el paisaje tradicional de las salinas, con sus líneas fundidas con las masas vegetales. Se utilizarán dos tipos de pavimentos, albero y losas de hormigón prefabricado y como elemento constructivo, la tablilla de madera que tradicionalmente se usa en las salinas. Este material se utilizará como separador de los parterres y zonas verdes, así como elemento constructivo del mobiliario del parque (bancos, sillas y gradas).

Otro de los objetivos es devolver el protagonismo a los peatones, favoreciendo la conexión con las plazas y espacios de alrededor. Para ello, se prolongará la pavimentación del paseo a través de la calzada en aquellos puntos en los que se puede crear esta conexión, generando una pequeña elevación del suelo que disminuya la velocidad de los vehículos a lo largo de esta avenida.

Gestión del agua
El proyecto plantea un drenaje integral a lo largo de toda la intervención. La existencia de un nivel freático a una distancia muy cercana a la superficie hace prioritario el movimiento y drenaje del agua para evitar al máximo los problemas de encharcamientos. Por ello se ha planteado el uso de pavimentos permeables y la creación de diferentes pozos drenantes comunicados por una red de drenaje enterrada que recogerá por un lado, el agua de los viales, y por otro el agua procedente del parque.

Vegetación
La vegetación propuesta se basa en criterios de sostenibilidad y busca la mejora notable del nivel de confort ambiental de sus usuarios. Se divide en dos grupos, palmeras en las plazas y conexiones, y el resto de especies en las zonas del paseo y parterres. Las especies se han seleccionado por su adaptación al medio salino y por su bajo mantenimiento, favoreciendo las especies autóctonas o naturalizadas. Todos los árboles que hay actualmente se mantienen y además se incorporan muchos nuevos.

El proyecto ya está acabado, una vez que se dé cuenta en la Junta de Gobierno Local se presentará a Diputación y posteriormente comenzará la licitación. La consignación presupuestaria de la parte que tiene que poner el Ayuntamiento ya está preparada, el coste es de casi 550.000 euros de los cuales el consistorio tendrá que asumir el 45%. La ejecución es de 3 meses, pero primeramente va la licitación, si no hay ningún problema en 2021 estaría finalizada la actuación.

Como explica el concejal de Infraestructuras, Jorge Díez, la modificación del proyecto inicial se realizó porque además de obtener los beneficios técnicos que se plantean en gestión del agua y de espacios verdes, también va en la línea de trabajo de la Unión Europea en materia de infraestructuras verdes, por lo que se plantearon que al quedar aún un gran tramo de la avenida por ejecutar, cambiar el proyecto a este tipo de obras favorecía el poder optar a financiación europea, que al final es la que económicamente suele tener más importe y así poder ejecutar el tramo restante y completar toda la avenida con este mismo estilo urbanístico.

Jorge Díez es una apasionado del medio ambiente y eso en sus funciones como concejal lo tiene muy claro, para él este proyecto es una declaración de intenciones y un cambio radical de todo el planteamiento de infraestructuras de Santa Pola. Se ha cambiado la filosofía , para el concejal la ejecución de cualquier inversión en infraestructura en el municipio tiene que implicar espacio verde, ablandar el suelo o favorecer la movilidad urbana como es el caso de las obras realizadas delante de los institutos. En la Avenida Blasco Ibañez también se va a notar este cambio de filosofía, “renaturalizando la costa, es una muestra contra los prejuicios políticos que existen contra determinados partidos políticos, intentando enclavarlos en que no se preocupan por el medio ambiente, y eso no es cierto, ahora mismo estamos viendo el cambio de lo que se estaba haciendo hasta ahora” apunta Díez.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.