BAILES LATINOS
 

El campeonato de Baile Deportivo en España tiene como reyes a Alexander Gascón y Alexandra Zaiko

 
Viernes 6 de julio de 2018 0 comentarios
 

El pasado sábado, 23 de junio, Alexander Gascón y Alexandra Zaiko se proclamaron campeones de España de Baile Deportivo en la modalidad de bailes latinos obteniendo la victoria en cada una de las actuaciones que realizaron. La pareja, que tiene 13 y 12 años respectivamente, reside y entrena en el municipio. Pese a su corta edad, ya han logrado conquistar el Campeonato de España en dos ocasiones, pero también han participado en competiciones internacionales como el International Open de Oporto, o el International Open de Niza, obteniendo en ellas sendas victorias también. Su rutina diaria se basa en estudiar por las mañanas y entrenar cuatro horas durante toda la semana sin descanso. Julya y Valera Zaiko son los entrenadores que se encargan de la preparación de los bailarines. El 95% del trabajo corre a su costa, pero el otro plus del 5% para conseguir la perfección lo buscan a través de masterclass con referentes a nivel internacional o en training camps.
La búsqueda de la excelencia llega con la aportación de diferentes puntos de vista y de corregir errores, por eso están en constante movimiento para ampliar ese manantial que les enriquece para subir el nivel cada vez más. Cuando no están en competición viajan constantemente buscando figuras específicas, han llegado a salir fuera de España para recibir una clase de baile. Los campeones de España en categoría adulto, Guillem Pascual y Rosa Carné, les dan una clase una vez al mes, por lo que se rodean de la mayor calidad que hay en el mundo del baile.

Inicios
La historia que existe detrás de estos bailarines es, cuanto menos, curiosa. YouTube fue el responsable de que sus destinos se vieran ligados. Un vídeo de la actuación de Alexander Gascón con su anterior pareja, en la que se proclamaron campeones de España, llegó a reproducirse en el ordenador de Valera Zaiko en Rusia y algo llamó su atención. Sus 35 años de experiencia en el mundo del baile le gritaba que el santapolero tenía las características necesarias para que fuera la pareja de su hija, Alexandra Zaiko. Ese fue el momento en el que se iluminó el hilo que conectaría el destino de ambos niños y empezaron las conversaciones para planear su viaje a España.
Tres semanas fueron suficientes para que arriesgaran su futuro y decidieran que habían encontrado al bailarín idóneo para competir con Alexandra por convertirse en los mejores del mundo. Desde hace dos años y medios viven en Santa Pola, apostándolo todo a una carta que, al menos de momento, es la ganadora. Los niños se complementaron a la perfección sobre la pista de baile desde la primera vez que sonó la música, tienen una complicidad especial y se entienden con tan solo una mirada. Estas características, sumada a la gran progresión que desprenden y al talento nato para este deporte, les ha elevado a ser los mejores de España en la categoría junior 1.
Alexandra Zaiko siempre ha sabido que el baile es su vida. Viene de una familia de bailarines reconocidos en Rusia y lo lleva en los genes. En el caso de Alexander Gascón sus inicios fueron como una afición más a los cinco años, que se sumaba al tenis, piano y guitarra, pero cuando comprobaron que tenía las características adecuadas para ser un gran bailarín pasó a ser la primera opción. Actualmente ambos no dudan ni un segundo cuando se les pregunta a lo que quieren dedicarse en el futuro, el baile.

Competiciones
En el baile deportivo hay dos modalidades independientes. Por un lado está la Standar (o bailes clásicos) que son originarios del siglo XIX en el que se incluyen el vals inglés, el tango europeo, el vals vienés, el slow fox, y el quickstep. Por otro lado se encuentran los bailes latinos del siglo XX entre los que se encuentran la samba, el chachachá, la rumba el bolero, el pasodoble, y el jive. Los dos bailarines practican las dos modalidades sin ningún tipo de problema, aunque prefieren los bailes latinos. En cuanto al devenir de las competiciones el número de jueces varía dependiendo de la importancia que tenga, el mínimo son cinco, mientras que en una de prestigio normalmente suelen ser once. Ellos son los encargados de puntuar cada una de las actuaciones y la suma de todas será la que determine quiénes son los campeones absolutos de la competición, aunque primero se conocen las puntuaciones de cada uno de los cinco bailes que forman la modalidad.
Pese a que la temporada como tal suelen finalizarla en junio, este año la han extendido hasta principios de agosto. El motivo es el German Open que se disputa en Alemania del 7 al 11 de agosto. Se trata del campeonato del mundo no oficial, puesto que para la categoría junior 1 (de 12 y 13 años) no existe un campeonato del mundo como tal. Una vez que pase esta fecha, marcada a fuego en sus calendarios, descansarán hasta mediados de septiembre momento en el que empezarán a preparar la nueva temporada con unos objetivos muy delimitados. Se lanzan a la búsqueda de incrementar la actividad internacional, asistiendo a un mayor número de campeonatos, para que los niños vayan creciendo ya que en el 2020 disputarán el Campeonato del Mundo de categoría junior 2. Dentro de dos años intentarán obtener el mejor resultado posible en el ranking, algo por lo que llevan preparándose desde el 2016.
El baile deportivo es, después del ballet, la disciplina de baile que más técnica tiene ya que se mueve y se controla cada una de las articulaciones. Es un deporte muy bueno para los niños y niñas y su crecimiento evolutivo, ya que la coordinación musculoesquelética es total. Este deporte construye el cuerpo como ningún otro.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 
 

CARTAS AL DIRECTOR

AUMENTO DEL SALARIO MÍNIMO
Pedro Morante Gutiérrez 16 de noviembre
SANTAPOLEROS DE BUENA FE
Pedro Pérez Jerez - Vilero - 16 de noviembre
A BUENAS HORAS
Pedro Morante Gutiérrez 16 de noviembre
MAL ESTADO DE EDIFICIOS
Paquita Durá Mollá 16 de noviembre
MALOS OLORES
Miguel Ángel Bermúdez 16 de noviembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.