TRANSPORTE
 

Dos nuevos barcos de pasajeros a Tabarca están amarrados por falta de licencia

 
Viernes 27 de julio de 2012 0 comentarios
 

La empresa Aquabus Tabarca lleva ya dos veranos con dos nuevos barcos de pasajeros construidos y sin poder trabajar. Han realizado una inversión de 360.000 euros y se lamentan de que la Dirección General de Puertos (dependiente de la Conselleria de Infraestructuras) no les dé licencia para poder iniciar su actividad. “Los representantes de la Administración nos han manifestado que no quieren peleas, pero a la vista de los hechos parecería que lo único que desean es dejarnos fuera del negocio a pesar del fuerte desembolso ya realizado, privándonos de nuestros derechos y sin el recurso a una actuación imparcial de la Administración”, indica José López Chacopino, gerente de Aquabus Tabarca.
Las dos embarcaciones de Aquabus Tabarca están ahora en los astilleros Astondoa, una varada en tierra y otra amarrada a puerto. Tienen 12 metros de eslora y 4,15 metros de ancho y pueden realizar el viaje a Tabarca en unos 15 minutos.
Los responsables de la empresa han mantenido varias reuniones con Carlos Eleno, director general de Puertos; Julio Marín, jefe de la División de Explotación y Conservación de Puertos y, Jesús Vinuesa Gonzalo, ingeniero del Puerto de Santa Pola y aunque en algunas parece que se mostraban receptivos a su proyecto empresarial, al final les han denegado la licencia aduciendo falta de seguridad. “La excusa de la falta de seguridad es irrisoria, nuestros barcos son los que con mayor seguridad pueden atracar ya que embocan directamente en el puerto y los pasajeros pueden bajar sin necesidad de colocar pasarela alguna”, comenta Juan Bautista López Chacopino, otro de los responsables de la empresa.
Además de los 360.000 euros de inversión en el barco, han tenido que pagar hasta 15 proyectos distintos para adecuarse a las exigencias que les iba marcando la Conselleria. Por ejemplo, en un principio las embarcaciones estaban pensadas para 48 pasajeros y al final han quedado reducidas a 36. Había un techo de poliéster y se lo hicieron cambiar por una lona o tuvieron que hacer modificaciones para, según les dijeron, mejorar la estabilidad del barco. “En seguridad no creo que haya nadie que nos gane”, añade Juan Bautista López.
Los hermanos López Chacopino se lamentan de tener que abonar mensualmente 2.000 euros en concepto del préstamo que pidieron para construir los barcos y también por su mantenimiento, sin haber empezado siquiera a trabajar. Además, con su iniciativa empresarial, dicen, se crearían unos 10 puestos de trabajo en Santa Pola.
Consideran que la Administración está siendo “injusta” a la hora de otorgar las licencias. Como muestra comentan que a una de las empresas que ya están operando se le ha concedido el atraque de una nueva embarcación, a pesar de que lo habían solicitado con posterioridad a ellos. Para conseguirlo han aducido que una de sus lanchas se había averiado. El mismo problema han tenido los barco-taxis, que han sufrido una avería de una de sus lanchas. Aquabus le ha ofrecido a los barco-taxis uno de sus barcos y éstos han aceptado, pero la Conselleria no ha contestado a su solicitud.

Mediación entre tabarqueras y barco-taxis

El Ayuntamiento ha expresado su malestar por el conflicto que afecta a las dos empresas de transporte de viajeros hacia la isla de Tabarca y ha hecho un llamamiento a la sensatez. Les ha pedido que cumplan las normas y que impere el civismo.
A las partes implicadas se les ha advertido de las graves consecuencias que puede conllevar la persistencia del comportamiento actual, que puede llevar incluso a la revocación de sus licencias por alterar el orden público. También podrían ser sancionadas si persiste la actitud de vociferar publicidad o tener un comportamiento inadecuado ante los clientes.
En los últimos días se han producido dos reuniones, la primera de ellas entre Capitanía Marítima, Conselleria de Infraestructuras y Transportes, Guardia Civil, Policía Local y Ayuntamiento, y una segunda entre Ayuntamiento, Guardia Civil, Policía Local y los afectados. Hubo un compromiso de respeto mutuo, no repartir publicidad en mano ya que lo prohiben las ordenanzas municipales, y realizar la venta de tickets exclusivamente en las casetas a los precios estipulados.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

MEMENTO MORI
Pepe Martínez Fuentes. Un simple vecino de Santa Pola. 6 de julio
MOCIÓN SOBRE LOS TRANSPORTISTAS
LUISA SEMPERE 15 de junio
APROVECHATEGUI
PEDRO MORANTE GUTIÉRREZ 1ro de junio
AGUR (ADIÓS), JOSÉ MARÍA ÍÑIGO
MIGUEL ÁNGEL BERMÚDEZ Miguel ángel Bermúdez 1ro de junio
DEJADEZ PLAYA LISA
JUAN PASCUAL IBÁÑEZ 1ro de junio

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.