SOLIDARIDAD
 

Cáritas realizará su tradicional recogida de alimentos no perecederos el 30 de noviembre y el 1 de diciembre

 
Viernes 16 de noviembre de 2018 0 comentarios
 

Se acerca una de las épocas más familiares del año, y es que la Navidad está a la vuelta de la esquina y eso empieza a notarse en el ambiente. Es una época en la que la solidaridad de las personas se incrementa y donde las ganas de ayudar al prójimo están a la orden del día. Cáritas Santa Pola es una de las organizaciones que no descansa durante todo el año, y es que para ella no importa si hace frío o calor, si es verano o invierno, continúa ayudando a todas las personas que acudan a solicitar su ayuda y cumplan con los requisitos mínimos establecidos. Por ello, organizan el próximo 30 de noviembre y 1 de diciembre su tradicional recogida de alimentos no perecederos. Se trata de una ‘maratón’ de doce horas continuas, donde los voluntarios estarán en intervalos de dos horas en las puertas de los nueve establecimientos escogidos para ofrecer una lista con aquellos productos que son más necesarios actualmente para Cáritas, y que disponen de poca cantidad, junto con una bolsa para que introduzcan los productos en ella. Toda la población que quiera colaborar aportando su granito de arena en cualquiera de estos dos días, podrá hacerlo acudiendo al Dialprix de la Calle San José o Calle de la Cruz, al Mercadona tanto de la Calle Elche como el de Gran Alacant, al Carrefour, Lidl de Gran Alacant, Más y Más, Aldi o el Día de la carretera de Elche. “Necesitamos voluntarios para estos dos días porque, aunque la gente que ha colaborado con nosotros a lo largo de estos años van a volver a participar, son muchos los comercios a cubrir y muchas las horas de trabajo, por lo que solicitamos a la población que quiera ayudar en este bonito gesto a que se ponga en contacto con nosotros y se una a esta gran iniciativa”, explican desde Cáritas.
Entre los productos más demandados se encuentran la leche con caducidad a largo plazo, aceite, productos de aseo personal, productos de limpieza o colacao. Además, desde Cáritas recuerdan que a la hora de aportar legumbres, la mejor opción son aquellas que no necesitan mucho tiempo de coción, puesto que no todas las familias disponen de los recursos suficientes para calentar durante tanto tiempo estos alimentos. Con esta recogida de alimentos, cubren las necesidades de las familias hasta la época estival, pues también reciben la ayuda del banco de alimentos de Alicante. Actualmente la organización cuenta con unos quince voluntarios habituales que acuden a la oficina a realizar las tareas del día a día, además de unos socios que son los que nutren económicamente a Cáritas para solucionar cualquier imprevisto que pueda surgir o alguna necesidad urgente de una familia que no pueda pagar la luz o el alquiler en un momento determinado. Unos socios que no tienen una cuota fija, sino que cada uno aporta lo que puede.

Ayuda alimentaria

Para solicitar la ayuda alimentaria se debe entregar el certificado de empadronamiento; el certificado de prestaciones laborales del INEM (todos los mayores de 18 años); certificado de prestaciones por el INSS a nombre de todos los miembros de la unidad de convivencia y, en el caso de no percibir pensión se debe entregar el certificado negativo del INSS; certificado de vida laboral y copia del impreso del Servef; certificado positivo o negativo de la declaración del IRPF; y un extracto de la cuenta bancaria y contrato de alquiler. Con esta información Cáritas podrá dictaminar qué tipo de ayuda necesita cada una de las familias que acuden a solicitarla. “Actualmente estamos atendiendo a diez familias diferentes, aunque continúan viniendo porque al estar en época baja de creación de empleo, las condiciones precarias en el pueblo aumentan. Tanto en verano, como en Navidad y Semana Santa las familias que acuden a nosotros disminuyen porque han encontrado trabajo temporal y, una vez finalizan el contrato, regresan a nosotros”, comentan desde Cáritas.

Actividades

Y es que Cáritas no es “solo” ayuda alimenticia, sino que también realiza clases gratuitas de español para extranjeros todos los martes y jueves de diez de la mañana a doce del medio día. “Llevamos varios años con esta actividad y estamos muy contentos por la acogida que ha tenido. Creemos que era bastante necesaria para el pueblo, porque hay mucha gente que no puede permitirse pagar una clase de español, pero todos necesitamos comunicarnos”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

NUESTRA YA TRADICIONAL CENA DE LUNA LLENA. CARTA ABIERTA
Manuel Arroyo Martín 7 de diciembre
AL COMPAÑERO RUBÉN CANALES
José Miguel Zaragoza Fernández 30 de noviembre
AUMENTO DEL SALARIO MÍNIMO
Pedro Morante Gutiérrez 16 de noviembre
SANTAPOLEROS DE BUENA FE
Pedro Pérez Jerez - Vilero - 16 de noviembre
A BUENAS HORAS
Pedro Morante Gutiérrez 16 de noviembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.