MAESTRO ESPINOSA
 

Adiós a Antonio Espinosa, genio y figura

 
Viernes 17 de noviembre de 2017 0 comentarios
 

Desde el jueves 9 de noviembre que se conoció la noticia, las muestras de condolencias no dejaron de llegar a la familia de Antonio Espinosa Bonmatí. Y no era para menos. El maestro de tantos santapoleros, de tantos niños y niñas, de tantos aficionados a la música, que tanto hizo por la cultura de su pueblo, fallecía a los 79 años de edad.
Después de una vida repleta de grandes momentos, dedicada en gran medida a su familia, a sus amigos y a sus convecinos, el maestro Antonio se despedía rodeado de enormes sentimientos y bonitos recuerdos, y sobre todo, de música.
La Parroquia de Nuestra Señora de La Asunción se quedó pequeña para rendir el último adiós a una persona que lo fue todo en la música. Director, trompetista, pianista, cantante, arreglista, compositor, pocas facetas -si le quedaba alguna- dejó de tocar con sus manos e interpretar con su voz.
Con el tañer de las campanas, llegaba el cuerpo del difunto a la iglesia, portado a hombros por componentes de la Coral Levantina, que él fundó en 1974 y cuya bandera cubría el féretro. Con la conocida melodía de trompeta de ‘La Misión’, interpretada por un componente de la Associació Musical Mare de Déu de Loreto, entraba la comitiva fúnebre hasta el altar. Durante la misa, el párroco Lucas Galvañ recordó la figura de Espinosa, porque “era parte de todos nosotros y era parte de Santa Pola”. El cura expresó, en nombre de todos los presentes, “la gratitud por lo que Antonio ha sido y seguirá siendo para nuestro pueblo”.
Y para finalizar, más música, con obras como ‘Isabelle’, Charles Aznavour o ‘My way’, de Frank Sinatra. O como las voces de unas componentes del Coro Infantil Virgen del Loreto (creado también por el maestro en 2011), que también quisieron cantarle a su maestro en ese momento tan emotivo.
Una vez que comenzó el pésame, la Associació Musical Mare de Déu de Loreto interpretó el último pasodoble compuesto por Espinosa, titulado precisamente ‘A la banda’, una obra que se estrenó este verano, en las últimas fiestas. Y por si era poca la emoción del momento, en medio de este ambiente de buenos recuerdos, la banda volvió a tocar el pasodoble, esta vez dirigido por el hermano mayor de Antonio, Pepe Espinosa. Batuta en mano, esta última melodía que creó el maestro, será recordada por muchos años en Santa Pola.
Antonio Espinosa Bonmatí nació en el seno de una familia con cinco hijos, marcada por el pan como negocio familiar y la música como pasión de todos sus miembros. Llevó Santa Pola por el mundo y su recuerdo flotará en el aire como las bellas melodías que interpretaba con pasión.
Descanse en paz, maestro Antonio Espinosa Bonmatí.

JPEG - 487.5 KB


 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

¿Viven bien los españoles?
Pedro Morante Gutiérrez 15 de diciembre
Agradecimiento de Cáritas Santa Pola
Cáritas Parroquia Santa Pola 15 de diciembre
Playas en Santa Pola
Miguel Ángel Gómez 1ro de diciembre
Servicios bancarios, cada vez menos
Miguel Ángel Bermúdez 1ro de diciembre
Supresión de estacionamientos para discapacitados
Virgilio Gómez Arjona 17 de noviembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.